El Arcángel San Rafael

El Arcángel San Rafael
  • Título: «El Arcángel San Rafael».
  • Técnica: Acrílico sobre lienzo.
  • Tamaño: 1 x 3,70 metros.
  • Ubicación: Parroquia de San Rafael Arcángel, Córdoba.
  • Fecha: Mayo 2019.
  • Autor: Raúlo Cáceres, a partir del concepto ideado por el párroco Santiago Baena.

San Rafael en el Antiguo Testamento

“Y fue enviado Rafael para curar a los dos: a Tobit, para que se le quitaran las manchas blancas de los ojos y volviese a ver con ellos la luz de Dios; y a Sara, hija de Ragüel, para darla por esposa a Tobías, hijo de Tobit, y librarla del maligno demonio Asmodeo, pues correspondía a Tobías casarse con ella con preferencia a todos los demás pretendientes.” Tobías 3, 17.

“Recordó Tobías las palabras de Rafael y tomando el hígado y el corazón del pez de la bolsa donde los tenía, los puso sobre las brasas de los perfumes. El olor del pez expulsó al demonio que escapó por los aires hacia la región de Egipto. Fue Rafael para alcanzarle, le ató de pies y manos y en un instante le encadenó.” Tobías 8, 2-3.

San Rafael en Córdoba

San Rafael, cuyo nombre significa “Medicina Dei” (Medicina de Dios), es el arcángel asociado a la salud y al peregrinaje. Según la tradición local, alejó la epidemia de peste en Córdoba en dos ocasiones: la primera, en 1278, tras aparecerse al padre mercedario Simón de Sousa para indicarle que colocara su imagen en la torre de la Catedral; y la segunda, en 1578, cuando, según narra Teodomiro Ramírez de Arellano en su obra Paseos por Córdoba (1873), se manifestó varias veces, bajo el aspecto de “un gallardo joven”, ante el padre Andrés de las Roelas, cesando milagrosamente las muertes tras su última y quinta aparición. Como cuenta Ramírez, el sacerdote tuvo sus dudas, que se aclararon cuando el ángel le dijo: “Yo te juro, por Jesucristo crucificado, que soy Rafael, ángel a quien Dios tiene puesto por guarda de esta ciudad”. Por estos y otros prodigios, como la identificación de las reliquias de los Santos Mártires de Córdoba (de la Basílica Menor de San Pedro), San Rafael sería nombrado Custodio de la ciudad, a la que protege bajo la sombra de sus alas.

Santiago Baena y Raúlo Cáceres 4 de mayo de 2019.